La exposición ‘Dice breve pero es eterno’ propone una reflexión sobre los aspectos vivenciales del confinamiento